Película protagonizada por Benjamín Vicuña graba primeras escenas en La Serena